Las constelaciones familiares son un tipo de psicoterapia que nace como un proceso de intervención terapéutica y que a partir de las investigaciones filosóficas, se ha ido transformando en una corriente que, a partir de  finales de la década de los 80,  ha venido desarrollando el terapeuta, teólogo y filósofo alemán Bert Hellinger, a cuya corriente se denomina: Hellinger Sciencia®.

Forman parte de la intervención de los asuntos más profundos y olvidados del sistema familiar. En ella se ve a la persona con su problemática, inmersa en una  red de hilos invisibles que representan metafóricamente, la cantidad de vínculos y relaciones con las que estamos unidos a nuestro sistema familiar. Estos hilos invisibles, no sólo incluye a los padres y hermanos, sino a los miembros de generaciones anteriores,  así como a toda persona que favoreció o causó daño a ese sistema familiar. Así, a través de las Constelaciones Familiares puede mostrarse que nuestra dificultad o dificultad para abrazar la plenitud o el éxito tienen su origen en eventos, enfermedades o sentimientos que fueron vividos por personas que vivieron muchos años atrás y que incluso no conocimos.

Cuando el o la consultante hace una constelación obtiene una imagen de la forma en que están dispuestos esos vínculos y dinámicas ocultas a través de las cuales podemos  estar comprometiendo nuestra salud,  nuestras finanzas, nuestras relaciones, la tranquilidad, la paz o la plenitud.

¿Tiene el método que ver con las estrellas?

El nombre original en alemán de las Constelaciones Familiares es “Familien aufstellung” o “colocación de la familia”. Es en su traducción al inglés, al español y a otros idiomas que se les da el nombre de “Constelaciones familiares”. Precisamente porque cada miembro de la familia está en relación con otros y juntos conforman una constelación.

Una “constelación estelar” a una agrupación de estrellas que ocupan posiciones en el cielo que son en apariencia cercanas entre sí. Los astrónomos de la antigüedad vincularon estas estrellas entre sí a través de líneas imaginarias que agrupaban a las estrellas en una imagen que hiciera fácil su localización y reconocimiento en el cielo nocturno, metafóricamente eso mismo ocurre en nuestro sistema familiar, cada uno de sus integrantes representan isomórficamente una estrella de esa constelación.

¿Cómo puedo resolver mis asuntos con una constelación?

Las constelaciones como todo método terapéutico no puede decirse que sirva a todos ni para todos los posibles temas humanos. Sin embargo, es muy amplio el espectro de problemáticas, enfermedades y asuntos que pueden atenderse a través de esta terapia. Desde asuntos relacionados con las dificultades que estemos viviendo en la pareja, con la familia de origen o en el ámbito de lo laboral o la salud, hasta los obstáculos que encontramos en nuestro crecimiento o la repetición de enfermedades, tragedias, o patrones de comportamiento que viajan de una generación a la siguiente. O incluso para encontrar nuestra vocación o poner orden en la empresa o en la familia.

A través de la constelación pueden desanudarse los enredos de nuestro sistema familiar dejando que el amor fluya con libertad y recuperemos la fortaleza que estaba detenida en el conflicto.

¿Por qué dicen que es más rápido que ir con el psicólogo?

Las Constelaciones Familiares van directamente a las dinámicas ocultas que operan en el alma de la familia, mostrando en muchos casos efectos inmediatos que expresa por si misma que la persona está caminando por sí misma hacia la solución.

¿Lo puedo tomar en privado, o es siempre en público?

Las constelaciones familiares pueden hacerse de forma grupal en un conjunto de personas, o bien en consulta privada. En este último caso, la terapeuta se servirá de figuras, plantillas o imágenes internas para llevar adelante la constelación con su consultante.

¿Puedo constelarme cuantas veces? ¿Con qué frecuencia puedo hacerlo?

La frecuencia será determinada por el constelador según el caso. Sin embargo no es recomendable constelar un mismo tema por lo menos en 6 meses o un año. Excepto en los casos que el constelador sugiera otra cosa según sea el caso, para mirar más profundamente alguna otra dinámica que haya surgido durante el movimiento sistémico.

Si quieres constatar una cita para realizarte una constelación familiar escribeme a: contactame@rafaelochoa.com.ve