Constelaciones Multidimensionales

Cuando afirmamos que somos un todo que es más que la suma de las partes, estamos ya apuntando que estamos conformados por partes o dimensiones y que ese todo que somos es multidimensional. Si partimos también de la idea de que somos un espíritu inmaterial, básicamente energético, un alma, origen de nuestra personalidad y un cuerpo material. También entonces apuntamos a nuestra multidimensionalidad. Ahora entones podemos concluir que habitamos una serie casi interminable de dimensiones, en ello se basa una constelación multidimensional .

Partiendo de los Movimientos del Espíritu de  Bert Hellinger, las Constelaciones Multidimensionales son una forma de trabajar nuestras dimensiones, con este tipo de Constelaciones trabajamos con la parte relacional de las dimensiones que nos conforman, desde este punto de vista observamos como un asunto o suceso no concluido en un parte afecta relacionalmente a todas las demás y que cualquier movimiento en una parte o dimensión afecta al resto y viceversa.

El resultado de estas constelaciones es una comprensión y solución como un proceso amplio e interrelacionado, alejado del estrecho cusa efecto de las primeras Constelaciones Familiares. Con los Movimientos del Espíritu de Bert Hellinger que apuntan hacia la integración y hacia la unidad, dentro de este campo total, están apareciendo constantemente nuevas comprensiones que nos llevan a nuevas formas de trabajo que amplían nuestra comprensión y la de nuestros clientes.

Es desde los Movimientos del Espíritu desde dónde hablamos de Constelaciones Multidimensionales, de Constelaciones de Polaridad, de Constelaciones Espejo, de Constelaciones de Arquetipos, de Constelaciones con la Tríada parental y sobre todo de Constelaciones con la madre, etc… Todo esto desde un campo que está más allá de la polaridad del bien y del mal, un campo en el que todo lo que existe tiene el mismo derecho a pertenecer y que no puede ser negado, porque todo tal y como se da, sin excepción es un Movimiento del Espíritu creador, y es para nosotros sea cual sea nuestro destino una enorme oportunidad de aprendizaje de vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *